“Hola, me llamo Rubén, tengo 27 años y estoy embarazado”

“Hola, me llamo Rubén, tengo 27 años y estoy embarazado”

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Política

Rubén Castro, un joven español de 27 años de edad, documentó su embarazo en redes sociales y ahora está a unos días en convertirse en uno de primeros hombres transexuales en el mundo en lograr parir a su bebé.

La historia de Rubén ha dado la vuelta al mundo, pues es el primer caso conocido en España, y uno de los pocos hasta ahora en el continente europeo, de un hombre trans que lleva a su bebé en el vientre.

De acuerdo con medios locales a los que dio entrevista, antes de iniciar con el tratamiento hormonal para transicionar de género, Rubén congeló sus óvulos para en un futuro poder gestar la vida de su bebé.

Tiempo después, ya como un hombre transexual, Rubén acudió con especialistas que lo ayudaron a realizar la inseminación artificial. Sin embargo, comentó que probablemente esos fueron los pasos “más sencillos” de todo este proceso, ya que en el camino se ha enfrentado a críticas y ataques de personas, y a trámites burocráticos que no tenían algún tipo de precedente como el caso de Castro, por lo que ahora tendrán que crearse con base en esta experiencia.

El joven comentó de hecho, aunque en un proceso de transición es muy común que las personas interesadas se sometan a una mastectomía, él no lo hizo con el propósito de poder amamantar a su hijo o hija en cuanto nazca, y así “cumplir un sueño por completo”.

“Sé que va contra toda ley escrita, pero, si no hay referentes, no sabes que puedes existir. Hay mucho desconocimiento sobre todo en lo sanitario, tuve que pasar por un comité ético sanitario, pero para mí es todo un avance, porque es donde siempre he querido estar”, dijo el joven.

Rubén ha compartido su proceso de embarazo con fotos y videos compartidos por medio de su cuenta de Instagram, donde incluso comentó que su bebé llevará el nombre de Luar.

Sus publicaciones en redes sociales tienen el propósito no sólo de compartir su dicha de ser un padre gestante, sino de visibilizar más casos como el de él y comenzar a normalizar la diversidad de familias.

De hecho, en una de sus publicaciones de Instagram expuso que los hombres transexuales que ya tienen su documentación cambiada no son canalizados al área de ginecología en los centros de salud, ya que son tomados como “errores de citación”.

“Claro que hay alternativas para que finalmente podamos asistir, pero todas conllevan inversiones de energía, tiempo y esfuerzo, que no deberían darse. Con lo sencillo que es cuando en tu centro te citan en alguna especialidad, ¿por qué tenemos que hacer malabares en estos casos?”, escribió en su cuenta.

Deja tus comentarios abajo: